#2

Todo el mundo se preguntaba cual podria ser el problema de aquel muchacho, cuando la gente se le acercaba para hablar con el murmuraba cosas en lenguaje que nadie entendia, lo invitaban a jugar y se iba corriendo precipitadamente, cuando iban a visitarlo a su casa nunca abria la puerta. Todas estas cosas daban vueltas en la cabeza de todo el pueblo pero nadie se atrevia a preguntarle que era lo que tenia en contra de todos ellos.

Hasta que lo decidieron.

Un dia muchos se quedaron esperando a que se fuera de su casa, todos querian saber que era lo que el escondia, o por lo menos encontrar una justificacion a ese comportamiento tran extraño. Cuando se fue forzaron la puerta pero no funcionaba, hasta que llego alguien y la abrio de una patada. Cuando voltearon para felicitarlo todos negaron haberlo hecho, probablemente le dio pena al que lo hizo.

Entraron y todos parecia normal, inspeccionaron la casa cuarto por cuarto, encontraron una sala, un comedor, una cocina, un patio pequeño con maquinas para lavar ropa, un baño y un cuarto donde habia una cama, un espejo y una ventana. Todos se sorprendieron de que todo fuera tan acogedor, especialmente porque por fuera se veia un poco mas grande, “Es por la perspectiva” dijo alguien, pero de nuevo, nadie supo con certeza quien habia dicho eso.

Cuando terminaron de dar rondas por la casa se percataron del tiempo, habia pasado un poco menos de una hora y probablemente aquel muchacho estaria por regresar ahi. Empezaron a buscar la puerta de salida pero era extraño, cada vez que entraban a un cuarto o una seccion de la casa las ventanas parecian desaparecer, y al regresar al anterior tambien se encontraban con que las ventanas no estaban ahi. Poco a poco y sin que lo notaran todos los muebles se desvanecieron hasta que se encontraron en medio de un gran cuarto. Todos estaban asustados ya que no sabian que era lo que estaba pasando ahi, comenzaron a notar que todo el piso estaba a desnivel y que en medio del cuarto habia una sola rejilla.

Comenzaron a escuchar voces que provenian de atras de las paredes, y repentinamente aparecio aquel muchacho dueño de la casa a la que habian entrado sin permiso. Pero algo en el era diferente, sus ojos se habian tornados negros como la noche y sus dedos parecian estar afilados como cuchillos. Se sentia un gran temor en el aire y nadie atinaba a decir una sola palabra. Solo una frase se escucho en el fondo “¿Para que sirve la rejilla que esta en medio del cuarto?”

Fue entonces la primera vez que escucharon la voz de ese muchacho, una voz tan grave que parecia espectral: “Es para sacar el agua con el que limpio la sangre.”

Anuncios
Published in: on octubre 21, 2007 at 10:46 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://amorfismos.wordpress.com/2007/10/21/2/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: