Hay una abeja posada en la ventana. Lo que me da miedo es que lleva bastantes horas ahi, calculemos alrededor de 6 o 7. ¿Que acaso no tiene algo mejor que hacer que estar molestandome con su presencia? Esta estatica, inerte, como si estuviera muerta con sus alitas abiertas, esperando a que pase algo.

¿Si le tiro con el zapato se enojara? Me dejara en paz y se ira volando, o comenzara a arremeter contra mi con su cuerpecito hueco y liviano, con el aguijon listo para matar.

Odio a las malditas abejas, lo peor del caso es que la unica manera que tiene de entrar es haciendolo con toda la intencion de hacerlo, ahora resulta que ni siquiera puedo ver pornografia agusto porque es probable que termine bañado en semen de abeja. Maldito animal calenturiento.

Published in: on noviembre 20, 2007 at 6:34 am  Dejar un comentario