Extracto

Celebremos pues a la muerte, ya que ella no discrimina ni hace juicios de valor. Siempre justa e inamovible, la muerte es la cura para todas las enfermedades, es el consuelo de la tristeza, es lo que trae paz al miserable.

Celebremos a la muerte, ya que solo ella sabe cuando se acerca y ataca desde la oscuridad. Respetemosla y hagamosla parte de nuestra propia vida. Quien no ha pensado nunca en la muerte es alguien que no esta conciente de su propia vida.

Published in: on abril 20, 2009 at 11:07 pm  Comments (1)