el tío Ernie

Recuerdo cuando íbamos de campamento al hermoso desierto de los necrofagomaniacos; ah como extraño el olor del cadáver en descomposición con una pizca de agente infeccioso. Tengo muy fresca la memoria de la ocasión en que salí corriendo de mi tienda de acampar porque entro una pequeña lagartija y sufrí un ataque de pánico.
(más…)
Published in: on septiembre 29, 2010 at 5:02 am  Dejar un comentario  

la constante

la duda

tanto destruye como crea

Published in: on septiembre 26, 2010 at 9:34 pm  Comments (2)  

el error

Ahora me doy cuenta de donde yace mi verdadero error. Por años viví bajo la enseñanza de que todos las personas y seres vivos merecen respeto sin importar su raza, sexo o condición socio-económica. No hay cosa que esté más alejada de la realidad que eso.

Yo entiendo que se quiera criar a los niños de forma que cuando sean adultos respeten a los demás y viceversa, pero dada la situación actual, creo que sería pecar de ingenuo. Pienso que el egoísmo se ha enraizado en nuestra sociedad y en toda cosmovisión. Ya no importa si le faltaste al respeto a alguien o heriste sus sentimientos, el punto es que te expreses. Lo que me lleva a lo siguiente:

Toda esa mierda de “cree en ti mismo, exprésate, di lo que piensas, no te quedes callado”. Todo ha perdido su sentido original. Pienso que en antaño, estas frases representaban las acciones a tomar cuando eramos víctimas de una injusticia, actualmente los jóvenes en especial, solo abren la boca porque tienen la capacidad biológica de hacerlo, no realmente porque haya una justificación detrás de la acción.

No creo que sea la respuesta volver a tiempos de represión, donde la norma era quedarse callado nada más porque si, pero también rechazo la situación actual porque hace pensar a las personas (de manera bastante equivocada y alejada de la realidad) que tienen alguna especie de poder sobre sus contemporáneos, a pesar de que la mayor parte del tiempo, quien habla por hablar queda mal frente a las personas que se dan cuenta.

Esto último es muy importante, las personas que se dan cuenta. La embriaguez con uno mismo nos permite a sobremanera, pasar por alto las acciones de los demás, y lo peor del caso es que ni con toda la atención centrada sobre nosotros podemos darnos cuenta de lo que hacemos mal, todo porque se nos ha enseñado que “lo que nosotros creamos correcto” es la verdad universal.

Comencemos entonces, por dejar todo eso que nos enseñaron de niños atrás, que no sirve para nada más que retener en el poder a las personas que se dedicaron a enseñar esas “verdades universales” pero que no las practican ni en sus sueños. Abandonemos todos los ideales del pasado y establezcamos como estandarte la igualdad.

Ya no es acerca de tratar a los demás como quiero que ellos me traten, porque a pesar de que los tratemos bien y tengamos consideraciones, el otro siempre buscará la manera obtener algo de nosotros a pesar de que vaya en contra de lo que nosotros creemos y expresamos. Actuemos con acciones bien justificadas y siempre siendo responsables de ellas.

Respeto a quien lo merece, no a cualquier pendejo que llegue a nuestros ojos exigiéndolo nada más porque si. Tenemos un largo camino por recorrer y probablemente nunca lleguemos a ver el final, pero si en el transcurso podemos cambiar aunque sea una cosa, valdrá la pena el viaje.

Mi error fue pensar que las personas son especiales y merecen ser tratadas bien. Nadie es especial, nadie sobresale y por encima de todo, nadie propone algo nuevo. Así que si vamos a estar nadando entre mierda, al menos que sea toda homogénea.

Published in: on septiembre 26, 2010 at 8:25 pm  Dejar un comentario  

I’ve got it all figured out now. I know where the problem lies and how to solve the fuck out of it. You all can begin to be afraid of the consequences, I don’t give a shit anymore.

Published in: on septiembre 18, 2010 at 7:09 pm  Dejar un comentario  

la ideología es la verdadera frontera del ser humano

Published in: on septiembre 17, 2010 at 8:11 pm  Dejar un comentario  

Lo peor que le podría pasar al ser humano es quedarse solo. Y no me refiero a estar en tu casa viendo la televisión mientras observas las manecillas del reloj avanzar con cautela a lo largo del día.

Según una encuesta jamás realizada, arriba del 70% de los habitantes de este planeta no se soportan a si mismos. En una situación donde no hay ninguna distracción y mucho menos otro ser humano con el cual compartir los relatos de la adolescencia, el grueso de la población mundial simplemente preferiría un balazo en la cabeza antes de pasar más tiempo con ellos mismos.

Yo creo que encontramos la soledad inaguantable porque de alguna manera nos forza a pensar en nosotros mismos, a mi me ha pasado y se que a muchas otras personas también. Que hiciste el día anterior, como reaccionaste cuando te dieron una noticia, que puedes hacer para resolver una situación determinada…

¿Qué maldita importancia podría tener todo lo anterior, si realmente yo prefiero estar sentado frente a una pantalla durante horas viendo pixeles cambiar de color una y otra vez? Cuando sientas la baba caer en tu pantalon, tal vez consideres un pequeño cambio de hábito, pero hasta entonces continua feliz e inconciente, que nunca ha salido cosa buena de la introspección, ¿verdad?

Published in: on septiembre 5, 2010 at 5:14 pm  Dejar un comentario  

A public service announcement…

Si es nuestra intención vivir en un mundo más civilizado y vicializado que el que tenemos actualmente, es de suma importancia comenzar a trabajar en nosotros mismo, ya que, ¿que caso tiene reprender a los demás por cuestiones en las que nosotros también incurrimos?

Hoy hago un llamado a hacer una pequeña pero importante distinción: Las frases “me gusta” y “esta chilo” (padre, chingón, etc.) se usan comúnmente pero de manera volátil. Por ejemplo, yo puedo decir que me gusta la música de Kenny G, pero eso no la hace chingona, ¿verdad?

Que personalmente te guste algo no significa que sea lo mejor que ha aparecido en el mundo desde el pan tostado. ¿Con qué propósito decir esto? Sólo para ver si todavía encuentro a algún fanático de Kenny G rondando por el internet que lea esto y decida escribir un ensayo de 10 páginas de porque yo estoy equivocado.

Published in: on septiembre 3, 2010 at 12:10 am  Dejar un comentario