el error

Ahora me doy cuenta de donde yace mi verdadero error. Por años viví bajo la enseñanza de que todos las personas y seres vivos merecen respeto sin importar su raza, sexo o condición socio-económica. No hay cosa que esté más alejada de la realidad que eso.

Yo entiendo que se quiera criar a los niños de forma que cuando sean adultos respeten a los demás y viceversa, pero dada la situación actual, creo que sería pecar de ingenuo. Pienso que el egoísmo se ha enraizado en nuestra sociedad y en toda cosmovisión. Ya no importa si le faltaste al respeto a alguien o heriste sus sentimientos, el punto es que te expreses. Lo que me lleva a lo siguiente:

Toda esa mierda de “cree en ti mismo, exprésate, di lo que piensas, no te quedes callado”. Todo ha perdido su sentido original. Pienso que en antaño, estas frases representaban las acciones a tomar cuando eramos víctimas de una injusticia, actualmente los jóvenes en especial, solo abren la boca porque tienen la capacidad biológica de hacerlo, no realmente porque haya una justificación detrás de la acción.

No creo que sea la respuesta volver a tiempos de represión, donde la norma era quedarse callado nada más porque si, pero también rechazo la situación actual porque hace pensar a las personas (de manera bastante equivocada y alejada de la realidad) que tienen alguna especie de poder sobre sus contemporáneos, a pesar de que la mayor parte del tiempo, quien habla por hablar queda mal frente a las personas que se dan cuenta.

Esto último es muy importante, las personas que se dan cuenta. La embriaguez con uno mismo nos permite a sobremanera, pasar por alto las acciones de los demás, y lo peor del caso es que ni con toda la atención centrada sobre nosotros podemos darnos cuenta de lo que hacemos mal, todo porque se nos ha enseñado que “lo que nosotros creamos correcto” es la verdad universal.

Comencemos entonces, por dejar todo eso que nos enseñaron de niños atrás, que no sirve para nada más que retener en el poder a las personas que se dedicaron a enseñar esas “verdades universales” pero que no las practican ni en sus sueños. Abandonemos todos los ideales del pasado y establezcamos como estandarte la igualdad.

Ya no es acerca de tratar a los demás como quiero que ellos me traten, porque a pesar de que los tratemos bien y tengamos consideraciones, el otro siempre buscará la manera obtener algo de nosotros a pesar de que vaya en contra de lo que nosotros creemos y expresamos. Actuemos con acciones bien justificadas y siempre siendo responsables de ellas.

Respeto a quien lo merece, no a cualquier pendejo que llegue a nuestros ojos exigiéndolo nada más porque si. Tenemos un largo camino por recorrer y probablemente nunca lleguemos a ver el final, pero si en el transcurso podemos cambiar aunque sea una cosa, valdrá la pena el viaje.

Mi error fue pensar que las personas son especiales y merecen ser tratadas bien. Nadie es especial, nadie sobresale y por encima de todo, nadie propone algo nuevo. Así que si vamos a estar nadando entre mierda, al menos que sea toda homogénea.

Anuncios
Published in: on septiembre 26, 2010 at 8:25 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://amorfismos.wordpress.com/2010/09/26/el-error/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: