el abrazo

Aquel día después de mucho pensarlo, decidí abrir la puerta del armario de mi abuelo; un gran mueble de madera que siempre permaneció para mis ojos cerrado. El abuelo tenia la única copia de la llave y nunca quiso mostrarme su contenido pues el me decía que yo era demasiado pequeño para entender lo que allí se encontraba.

(más…)

Published in: on enero 27, 2011 at 10:00 am  Dejar un comentario  

un mar

Cuando al despertar de su profundo sueño se encontró con la cara de su amada, no pudo evitar preguntarse a si mismo que clase de suerte le habría sonreído para contar con tan magnifica presencia a su lado.

Por azares del destino, al llegar la hora de dormir de nuevo, esa familiar figura que compartía su cama se encontraba perdida en el mar de sus ideas. Cuando se preguntó si realmente era la opción más sana continuar con esa vida llena de miel, recordó los años de su juventud, años solitarios donde su única compañía era el silbar del viento y el croar de las ranas.

¿Estaría dispuesto a renunciar al silencio para rellenarlo con platicas banales sobre obsesiones meramente humanas? Solo el tiempo podría darle la respuesta, pero aún habiendo pasado éste, el despertar de la monotonía se encontraba cada vez más lejano y las añoranzas de la juventud y los buenos deseos de la madurez se alejaban como la rama de árbol rota que es arrastrada por la corriente.

Published in: on enero 25, 2011 at 9:57 pm  Dejar un comentario  

Al salir el sol y ocultarse las tinieblas los pájaros vuelan velozmente en busca de una nueva oportunidad de jugar en la selva de asfalto.

Mientras que dentro de nuestros caparazones de cemento y detrás de incontables kilómetros de cableado subterráneo, nos encontramos a nosotros mismos desnudos ante  la cegadora verdad, la cual nos mantiene inválidos, mudos y sordos ante cualquier estímulo que nos pueda ayudar a salir de ahí.

El hoyo oscuro, húmedo y olvidado dentro del que me encuentro es mi único refugio en la zona de guerra donde vivo. Prostitutas, asesinos y demás ladrones danzan y cantan en torno a la hoguera donde se condena al honesto, se escupe al justo y se asesina al valiente.

Dentro de cuanto tiempo podremos desaparecer en un solo vuelo de la faz de la tierra, la cual no hace más que enseñarnos que nunca debimos saturarla de nuestras necesidades banales. Dios salve al rey y a la reina, pues ellos viven alejados de la realidad, y por lo tanto conocen la verdadera felicidad.

Published in: on enero 23, 2011 at 8:12 am  Dejar un comentario  

(más…)

Published in: on enero 12, 2011 at 8:06 am  Dejar un comentario