Y después de aquel día en que el muchacho encontró su lugar en la cárcel, jamás volvió a sufrir abuso alguno por parte de la sociedad.

Anuncios
Published in: on mayo 2, 2011 at 12:32 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://amorfismos.wordpress.com/2011/05/02/183/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: